En México existe un gran número de pequeñas y medianas empresas que operan fuera de una oficina establecida, ya que la mayoría de los emprendedores no cuentan con los recursos necesarios para costear un lugar de trabajo; esto puede resultar funcional durante un tiempo, sin embargo, no es la mejor opción y a medida que pase el tiempo, puede ser contraproducente.

A continuación, te compartimos 3 razones que definen la importancia de tener una oficina para tu negocio:

  1. Mejora la imagen
    Las personas que te visitan como clientes o proveedores crean una imagen propia acerca de tu negocio. Contar con una oficina genera mayor credibilidad, confianza y formalidad.

  2. Aumenta la productividad
    La idea principal de un emprendedor es hacer crecer su negocio, cuando esto sucede también crece la plantilla de empleados. Contar con el espacio, mobiliario y la herramientas adecuadas ayudará a aumentar la productividad.

  3. Aumenta el valor de tu empresa
    Una oficina ayudará a aumentar las ventas, mejorar la imagen de tu negocio y es una garantía para tus clientes.

Invertir en una oficina puede parecer caro, ya que, aparentemente hay que destinar presupuesto a una gran cantidad de recursos. Por esta razón, te recomendamos que busques alternativas como Oficinas Equipadas, Oficinas Virtuales o espacios de Coworking.