Desarrolladores, empresas y usuarios ven el futuro de los espacios de trabajo como centros libres en donde los empleados puedan laborar con servicios apoyados de la tecnología y conectividad para evitar los traslados o la estancia en una oficina gris (convencional).

En la actualidad, existen empresas que se encuentran en proceso o que ya han migrado sus instalaciones a este tipo de concepto abierto, todo apunta a ser la próxima tendencia de las oficinas y el trabajo.

Según expertos, las empresas deben considerar seriamente adoptar temas que tengan que ver con sustentabilidad, tecnología, espacios abiertos y, abrir ventanas para que empleados y trabajadores sean más libres y felices.