Conforme ha avanzado la tecnología, ha evolucionado la forma de hacer negocios, por lo que la flexibilidad y capacidad de adaptarse a nuevas tendencias son fundamentales para la sobrevivencia de las empresas. Gracias a estas nuevas prácticas, la popularidad de las oficinas virtuales y coworking se han posicionado como una de las mayores tendencias de negocios.

Cada vez es más común que las reuniones de trabajo se lleven a cabo de manera virtual, y es gracias a las nuevas herramientas y tecnologías que las personas pueden trabajar desde diferentes puntos geográficos sin tener la necesidad de rentar una oficina tradicional. Es por esta razón que las oficinas virtuales y los espacios de coworking han tomado gran relevancia entre las organizaciones.

Hoy en día, muchas empresas se apoyan en alguna de estas herramientas o en ambas para hacer crecer sus negocios, por lo que es muy probable que en el futuro estas modalidades se vuelvan aún más comunes.