Según datos de la consultora CBRE, el 62% de los trabajadores están inconformes con sus espacios de trabajo, lo que los lleva a sentir un menor compromiso con la empresa y en consecuencia muestran un bajo rendimiento y productividad.

Entre los principales motivos de inconformidad de los empleados con sus espacios de trabajo se encuentra las dificultad para concentrarse, no tener posibilidad de hacer home office y no tener espacios que les permitan desarrollar su creatividad y despejar la mente. 

Anteriormente, la elección de oficinas por parte de las empresas era una decisión que se basaba principalmente en el precio del inmueble y la ubicación del mismo. Sin embargo; hoy en día es crucial mirar otros aspectos como el diseño e innovación para la atracción y retención de talento. “Más allá del coste o aspecto, se trata de atraer el talento de las generaciones cada vez más jóvenes y de crear entornos inspiradores, creativos y donde la colaboración surja de manera espontánea” así lo dijo Guzmán de Yarza Blache, responsable de Workplace Strategy, Corporate Solutions de JLL. 

Por esta razón es importante considerar la importancia de los espacios de trabajo para el talento humano. Además, mejorar las condiciones físicas de las oficinas también es beneficioso para la productividad de las empresas.