Desde hace tiempo, las empresas han buscado la manera de mejorar el aprovechamiento de las herramientas que tienen a su disposición para elevar la productividad de los trabajadores en un ambiente en el que se sientan cómodos y confiados. 

Por este motivo, la ergonomía se ha colocado como un elemento importante dentro de los lugares de trabajo, cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida del usuario, reduciendo los riesgos de trabajo e incrementando el bienestar de los empleados.

Pero, ¿cómo hacer una oficina más ergonómica? Aquí te damos algunos consejos:

Muebles
Debes buscar que el mobiliario de oficina se adapte a la fisionomía de los usuarios.

Limpieza
Es importante cuidar el lugar de trabajo del desorden y mantenerlo limpio para crear una atmósfera agradable. 

Descanso
Designar momentos de descanso a lo largo del día, es muy importante para que tus empleados tengan un desestres y tengan mejor rendimiento en sus actividades. 

Ambiente
Procura que exista una fuente de luz natural, ventanas que brinden ventilación o un sistema de acondicionamiento de ambiente, limpieza y comunicación con tu equipo de trabajo. 

Esto te ayudará a mejorar la productividad de tus colaboradores y generar mejores resultados para tu empresa.