El color es considerado uno de los fenómenos más influyentes sobre las emociones, las actitudes y decisiones de las personas,  impactando positiva o negativamente en un entorno, y los espacios de trabajo no son la excepción. 

Un estudio reciente revela que la oficinas que incorporan colores presentes en la naturaleza, como verde, azul, marrón, tienen un impacto positivo sobre el bienestar de los empleados, mientras que el gris o negro tienden a subir los niveles de estrés en las personas. 

Según investigaciones que exploran el efecto del color sobre la cognición y el comportamiento de las personas, los detalles en color verde, azul y amarillos produce efectos beneficiosos sobre la creatividad, productividad y felicidad de los empleados.

Ahora que conoces los efectos que los colores pueden causar en tus empleados, elige una decoración que ayude a mejorar la productividad de tu empresa.