Las oficinas del futuro anticipan una serie de importantes cambios en el futuro empresarial, con horarios más flexibles, lugares y espacios más agradables que hagan sentir a las personas más felicidad y las vuelva más productivas. 

La iluminación es uno de los aspectos más importantes dentro de una oficina, por lo que las nuevas tendencias en espacios de trabajo recomiendan aprovechar al máximo la luz natural, ya que el ojo humano se adapta mejor. 

Según un estudio realizado por el Green Building Council en los Estados Unidos, la calidad visual influye directamente en la predisposición para el desarrollo de tareas, en el estado de ánimo y aspectos físicos como fatiga o dolor de cabeza. 

Es por esto que los nuevos espacios de trabajo han optado por la iluminación natural, apostando por el bienestar de sus empleados.