El home office o teletrabajo puede parecer un sueño hecho realidad, mejora la productividad de los empleados, disminuye la rotación de personal y los costos de una oficina tradicional. 

A pesar de todos los beneficios que muestra el home office, es necesario estar preparado para lidiar con los contras del mismo:

  1. Aislamiento
    Más de la mitad de las personas que se dedican completamente a home office se han sentido aislados y solos, por lo que afirman que les gustaría volver a una oficina tradicional de vez en cuando.

  2. Innovación
    Algunos estudios demuestran que trabajar desde casa no es tan bueno para la cohesión y la innovación del equipo, es necesaria la interacción para mejorar los procesos de creatividad.

  3. Calidad de vida
    Un estudio realizado en 15 países señala que el 42% de las personas que trabajan desde casa tienen problemas para dormir, frente al 29% que trabaja en oficinas físicas.

  4. Reuniones menos efectivas
    Llevar a cabo reuniones con personas que tienen niños, perros o incluso repartidores tocando a la puerta puede volverse un tema complicado.

  5. Vida familiar
    Trabajar desde casa todos los días puede interferir con la vida familiar y personal de los empleados, ocasionando problemas al no tener un horario fijo de trabajo.

Lo ideal es tener un balance entre ambas modalidades para lograr efectos positivos en los empleados.