Trabajar en casa podría parecer un sueño hecho realidad; sin embargo puede tener algunas complicaciones si no tomas algunas medidas. 

Establece horarios
Cuando trabajamos en casa, es común que se nos haga fácil hacer otras tareas del hogar o que al contrario excedamos el tiempo de trabajo, mezclandolo con nuestra vida personal. Establecer un horario volverá mucho más productivo el tiempo de trabajo. 


Acondiciona el espacio
Asegurate de tener todo lo necesario a la mano para poder realizar tus actividades y acondiciona un lugar de tu casa para trabajar, considera aspectos como el ruido, la luz, etc.


Avisa a tu familia
Haz saber a tu familia que estás trabajando, deja en claro que no estás disponible para otras actividades en el hogar.

Tomate un descanso
Al igual que en la oficina, es necesario despejar la mente de vez en cuando. 

Mantente conectado
Una de las principales quejas de los jefes es que los empleados que hacen home office no responden al telefóno o no se les puede localizar, mantén tu teléfono al alcance y asegurate de leer los correos que lleguen. 

¡Estás listo para hacer home office!