Medidas preventivas en BBC Offices derivadas del COVID19 →

Generalmente cuando las empresas comienzan la negociación de un contrato, procuran proteger sus intereses, lo cual puede generar un conflicto que no siempre termina bien. Para lograr un acuerdo en el que ambas partes estén conformes, pero sobre todo en el que exista confianza y colaboración se sugiere seguir los siguientes pasos:

  1. Fijar objetivos y metas específicas
  2. Llegar a acuerdos comunes que beneficien a ambos
  3. Adoptar reglas que regirán la relación y contrato
  4. Alinear expectativas de intereses
  5. Detallar procesos y entrega de resultados

Fijar estos puntos para lograr una negociación es clave para una sana convivencia de trabajo.